miércoles, 22 de junio de 2016

Etapa 11. Molinaseca - Las Herrerías (21-6)

Etapa 11. Molinaseca - Las Herrerías. Distancia: 51.86 km. Desnivel: 607 m

Hemos desayunado en la Casa del Reloj,  desayuno normal.  La casa no está mal,  pero no es como recordaba hace 16. años. Nos dirigimos a Ponferrada pasando por Campo, con un par de subidas que nos dejan un poco tocados. Estamos acompañados por muchos peregrinos, más que el año pasado, será la tónica durante todo el día. Nos tememos que a partir de Sarria esto va a ser terrorífico.

Llegamos a Campo y pasamos por su puente,  ya con bastante calor.


Tras cruzar el puente, nuevo subidón para entrar en Ponferrada y llegar al Castillo Templario.




Alli nos encontramos con una pareja que habíamos visto el día anterior en la Cruz de Ferro,  van con una bici con remolque y llevan a su hija. Hemos hablado con ellos y han salido de León. Admirable.


Continuamos el recorrido por Ponferrada pasando por la Plaza Mayor y la Torre  del Reloj




Salimos de Ponferrada, pasando por Columbianos, donde aprovechamos para comprar agua fresca,  el calor aprieta y es necesaria. Por la vega, muy llano, y por carretera para que disfrute Quim,  pasamos por Fuentes Nuevas y llegamos a Camponarraya.

De aquí salimos por una pista en subida para cruzar la autopista y por un terreno ondulado y rodeado de viñas llegar a Cacabelos. Salimos por carretera en un fuerte ascenso de 2 km, para llegar a Pieros. Tras pasar el pueblo, cogemos un desvío a la derecha y por un terreno ondulado y muy bonito llegaremos a Villafranca. Antes afrontaremos dos duros repechos, en el segundo, por su dureza algunos harán empujing. Las vistas valen la pena.





El divertido descenso nos deja a la entrada de Villafranca,  en la Iglesia de Santiago y el Palacio




En la plaza de Villafranca nos tomamos un tentempié,  mientras, llega la familia que habíamos visto en Ponferrada con la niña. Vienen por carretera, pero alucinamos del ritmo que llevan.  La cría es preciosa,  se nota que está acostumbrada al medio de transporte,  venía escuchando música, al llegar se estira y se baja de su asiento.

Tras reponer fuerzas iniciamos el último tramo, ya hemos decidido que dormiremos en Las Herrerías. Iremos por la antigua N-VI.


Es un tramo en continuo ascenso,  al inicio por un andadero, en la antigua N-VI, después por la inicial N-VI. Pasamos, casi siempre en subida  por Trabadelo, Vega de Valcarce y Ruitelán , para llegar a  Las Herrerías y alojarnos en el magnífico Paraíso del  Bierzo.







Excelente lugar y excelente trato. Hemos comido,  descansado, cenado, hemos visto como ha perdido la selección y ahora a descansar,  mañana nos espera una dura y larga subida.