lunes, 20 de junio de 2016

Etapa 9. León - Astorga (19-6)

Etapa 9. León - Astorga. Distancia: 52.91 km. Desnivel: 438 m

Tras desayunar en el Hotel París, hemos seguido el recorrido del Camino por León, lo que nos ha permitido realizar una pequeña visita turística, con algo de fresquito, pero nada que ver con el frío de días anteriores.









Sin solución de continuidad entramos en Trobajo del Camino con la primera subida. Nos encontramos con dos grupos de ciclistas que  nos adelantan, uno de ellos con una chica,  van impolutos, parece que acaben de empezar.


Sus bodegas cueva nos conducen a un polígono y después a la Virgen del Camino,  donde cogemos el desvío de Mazarife. Los primeros kms. son por carretera con varios repechos rompepiernas, hasta Chozas de Abajo.  A la salida de éste pueblo hay una dura rampa ya de tierra, que nos deja en la pista que nos llevará de forma más cómoda a Villar de Mazarife.




Desde Villar hemos seguido por carretera sin incidencias hasta Hospital de Órbigo. Durante el trayecto nos ha adelantado un abuelete extranjero con una bici eléctrica,  con sus alforjas y una cierta mirada de superioridad. Antes de Villavante hemos alcanzado al grupo de cuatro ciclistas y hemos comentado con ellos de cachondeo la velocidad del abuelo.  En Villavante nos hemos separado del grupo,  ellos han parado en el  pueblo y nosotros hemos seguido. Llegando a Hospital de Órbigo,  en una subida nos ha vuelto a adelantar el abuelo de la bici eléctrica  y nos ha tocado un poco las pelotitas. Sin más adelantamientos hemos llegado a  Hospital de Órbigo.




Hemos parado a tomar un bocadillo de tortilla en uno de los bares del pueblo y en esas estábamos cuando han llegado nuestros compañeros ciclistas. Nos han preguntado por los bocatas, que estaban de coña, y se han sentado en la mesa de al lado. Son de Madrid, y como pensábamos han iniciado hoy el Camino en León. Son un padre con su hijo, y un matrimonio, pero ella mañana se vuelve a Madrid. Como nosotros, piensan llegar a Astorga, comer el cocido y quedarse a dormir. Ya tienen el hotel reservado.

Nos despedimos, y como saludo un "Buen Cocido " y reanudamos la marcha.  Llaneamos por una pista de cantos rodados hasta Villares de Órbigo,  de donde salimos, en ascenso, por un sendero que se transforma posteriormente en una pista recién hecha,  y posteriormente vuelve a ser sendero,  para desembocar en la carretera de Santibañez. Al inicio hay una pequeña área de descanso, donde aprovechamos para acondicionarnos para la subida a la Cruz de Santo Toribio.


Llegamos en descenso a Santibañez de Valdeiglesias,  por carretera y salimos en ascenso por una pista, que acaban de arreglar,  están todavía las máquinas aparcadas. Los primeros tramos de ascenso, con ésta nueva pista se hace mucho más llevadero, hasta llegar al monigote que hay vigilando el Camino.


Descendemos por esta pista para iniciar un largo ascenso que nos deja en un cruce de caminos  donde poco después volvemos a encontrar la pista antigua de piedras sueltas.


Dos descensos pedregosos,  que se deben hacer con cuidado,  y dos duros ascensos,  también con piedra,  donde podemos aprovechar la senda de los peregrinos,  nos dejan en lo alto de la meseta, cerca de una especie de chiringuito  hippie - espiritual



Tras un tramo de llaneo en el que nos adelanta un grupo de tres ciclistas,  que nos preguntan que tal nos va  la etapa  ¿? Les contestamos que bien y que  Buen Camino,  llegamos a la Cruz de Santo Toribio,  desde donde divisamos Astorga.


Descendemos a San Justo de la Vega, donde saludamos a éste peregrino


Desde aquí,  a toda velocidad,  por carretera nos dirigimos a  Astorga,  por donde entramos por un durísimo repecho



Sin más pérdida de tiempo nos dirigimos a la Casa Maragata II, la encontramos cerrada por vacaciones, por lo que nos dirigimos a la I, cerca de la Catedral, que si que está abierta. Lo que  pasa después. ..










Tras este esfuerzo,  el peor del día,  nos dirigimos al hotel en el que hemos reservado habitación, Astur Plaza.  Una excelente habitación triple donde nos recuperamos con una siesta. Después ducha y paseo por Astorga,







El paseo no consigue abrirnos el apetito,  tenemos mucha sed, ¿será por el cocido o porque hemos bebido poco durante la etapa? . Al final tras hidratarnos un poco conseguimos cenar algo ligero,  una ensalada,  espárragos y solomillo todo compartido

Tras las llamadas telefónicas a la familia,  a dormir.  Mañana nos espera un duro día: el ascenso a la Cruz de Ferro.